in

Pizza de queso y tomate

Contiene gluten, leche, trigo y lactosa.

De base crujiente y simplemente cubierta, esta pizza hará las delicias de todos los niños.

8 ingredientes


  • 1 taza de harina común


  • 1 cucharadita de levadura seca


  • Pizca de sal


  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra


  • 5 cucharadas de agua tibia


  • Harina extra para espolvorear el rodillo


  • 140 g de salsa para pizza en tarrina


  • 1 taza de queso rallado (1/2 cheddar, 1/2 mozzarella)


  • Seleccionar todos los ingredientes

4 pasos del método


  • Paso 1

    Combine la harina, la levadura y la sal en un bol. Haz un hueco en el centro de la mezcla. Agrega el aceite y el agua y usa una cuchara de madera para combinar hasta que casi se forme una masa.


  • Paso 2

    Coloca la mezcla sobre una superficie ligeramente enharinada. Use la palma de su mano para amasar la masa durante 2-3 minutos o hasta que quede suave. Coloque en un tazón ligeramente engrasado, cubra con una envoltura de plástico y deje reposar durante 1 hora, o hasta que la masa duplique su tamaño.


  • Paso 3

    Precalienta el horno a 240 ° C. Usa tu puño para golpear la masa. Amasar hasta que quede suave. Con un rodillo ligeramente enharinado, extienda la masa hasta que quede lo suficientemente grande como para forrar una bandeja de pizza de 27 cm ligeramente engrasada.


  • Paso 4

    Unte la salsa para pizza sobre la pizza, luego espolvoree con queso. Hornee por 15-20 minutos o hasta que el queso esté dorado y la base crujiente.

¿Hiciste esto?

¡Cuéntanos qué te parece esta receta!

Califica ahora

0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pollo asado con salsa sabrosa

Jamón glaseado con almendras